miércoles, 3 de febrero de 2016

El tañido de la campana







                                      Si por siempre enmudecieran,
                                     ¡qué tristeza en el aire y en el cielo!
                                     ¡Qué silencio en la iglesia!
                                    ¡Qué extrañeza entre los muertos!
                                     Rosalía de Castro



¡Quien no ha oído tocar, alguna vez, las campanas.! Ese tañer triste, melancólico o de aviso y alegría que llena el aire, que toca el alma.
En ésta época de las telecomunicaciones, es obligado volver hacia atrás los ojos y hacer un homenaje a las campanas de las iglesias que hacían llegar los mensajes a todos los vecinos, pues ella fue durante siglos la voz de la comunidad con su tañido creando un lenguaje sutil que el viento llevaba.
El campanario es, sin duda, como una aguja en alto por cuyo hueco pasa un hilo que comunica el cielo con la tierra convirtiéndose así en el punto de diálogo entre ambos.
Ha ido pasando el tiempo, han ido pasando los siglos y su voz, su sonido, ha perdurado a lo largo de ellos. Es el único instrumento musical que sigue sonando igual que siempre.  La mixtura de los sonidos se halla determinada por la forma, el espesor de la pared de la campana, el tamaño y el peso.
Antiguamente no se ponían las campanas en las dos torres, sino solo en una. Porque el instrumento musical , además de la campana, es la torre, es su caja de resonancia y se hacen de cierta manera para que las campanas suenen más y mejor. El sonido resuena en las bóvedas y en los muros como en la madera de una vieja guitarra. Si una campana esta fija o da la vuelta no es casual, se buscan determinados efectos y han de estar concentradas y ser solidarias y compañeras para poder dialogar. Si están separadas no hay diálogo, hay ruido. Cada una tiene su voz peculiar.



Ven a noite...morre o día,
as campanas tocan lonxe
o tocar do Ave María.




Campanas de Bastabales
cando vos oio tocar,
mórrome de soidades.
                Rosalía de Castro

Si en España hay 94 catedrales, hay por lo menos 50 maneras de tocar diferente Cada campana tiene su sonido peculiar que la distingue de todas las demás. En cada diócesis se toca de manera diferente.

En Galicia  los toques a muerto, parece casi que construyen el duelo. En Pontes por ejemplo, se cumple con la partitura que hace distinciones entre los sexos: "Si es hombre, dos toques en la campana gorda y uno en la pequeña, si es mujer, dos en la pequeña y uno en la gorda" Siempre dejando que se extinga de todo el sonido de una campana antes de tocar la siguiente.


 El día del fallecimiento, se toca tres veces " entre 10 y 15 minutos". Al día siguiente, el del sepelio, el tañedor acompañará al difunto hasta el lugar del entierro, con su música. 

 Hay una enorme diferencia de toques de un lugar a otro y las catedrales marcan no sólo la llamada a coro, sino que tipo de coro hay.

Las campanas  son la voz de la comunidad entera, no son solo un patrimonio católico,  forman parte del paisaje social para que todos se sientan integrados.
Se están tocando partituras de 1705 con campanas del año 1300 aproximadamente. Poca gente sabe que hay partituras para tocar las campanas y varían de una catedral a otra. Fueron escritas por antiguos campaneros.

Para todas las comunidades antiguas, las tormentas representaban el mal, ya que a un pueblo se le podía destrozar la faena de todo un año en una hora. Era algo de lo que había que defenderse y por eso las campanas tienen siempre una cruz hacia afuera. Todavía existen en muchas comunidades la creencia de que al tocar las campanas,  las tormentas se alejan al agitar el aire y por eso hay pueblos en los que se sigue tocando la protección contra las tormentas.


Con la llegada de la era científica se descubrió que el granizo se formaba en las nubes por fuertes corrientes de aire frío.Por ello trataron de justificar que el tañido de las campanas,destruían los granizos; las ondas sonoras movían el aire e impedían que el agua se transformara en hielo.Hoy día se sigue utilizando la misma idea a través de cañones de aire o cohetes para dispersar el granizo.

Relacionar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...