sábado, 26 de septiembre de 2015

"A romaxe dos cadaleitos" o La romería de los ataúdes


Es esta una romería extraña e inquietante.  Comienza a las doce del mediodía, normalmente, cuando el sol está casi en lo más alto del cielo. El calor es fuerte en esta época del año- 29 de Julio-en la parroquia de Santa Marta de Ribarteme- concello das Neves- en la provincia de Pontevedra. Se llama: "A romaxe dos cadaleitos" o la romería de los ataúdes.
No cabe la menor duda de que, entre todos los allí congregados, la muerte se pasea silenciosa y, burlada una vez más, pero bien es cierto, que ella es paciente y sabe esperar.
El silencio de la multitud contrasta con el sonido que deja en el aire el doblar de las campanas.
Los "ofrecidos" son aquellas personas que han sufrido una larga enfermedad y viendo que se consumen lentamente en una agonía sin fin, se "ofrecen" a un santo, a la Virgen o al  Nazareno. En esta ofrenda se comprometen a hacer algún tipo de sacrificio o una peregrinación, como una expresión pública, si se curan de la enfermedad, en agradecimiento a la intervención divina.
La escena, para que engañarnos, impone, o en cualquier caso produce asombro, pero de ninguna manera deja indiferente a los visitantes y mucho menos a los que se han ofrecido o participan de tan impactante procesión.
Se puede catalogar de tétrica una procesión de ataúdes abiertos donde van personas vivas en su interior o cuando menos extraña y, un poco espeluznante.

Grande es la devoción a Santa Marta y grande también el miedo a la muerte y al sufrimiento para permanecer en una caja de madera más de una hora y bajo un sol de justicia en agradecimiento a que les haya salvado de la muerte.

Santa Marta- hermana de Lázaro- protectora de los desahuciados.
La fama milagrosa de Santa Marta es debida, según la iglesia católica, a la relación que tenía con Jesucristo, ya que Santa Marta era la hermana de Lázaro.

Los devotos son muchos y desde hace siglos se ofrecen a la santa para salir en procesión si no mueren.

Otros se visten con una especie de gasa blanca o tul que hace las veces de mortaja y desfilan junto a los féretros  llevando velas encendidas.
Las campanas repican mientras la procesión abandona la iglesia y los fieles entonan salmos. Mientras, la banda de música acompaña con una letanía haciendo que todo el conjunto ponga la carne de gallina.
















Relacionar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...