domingo, 14 de diciembre de 2014

Pócima mágica: La Queimada

Menta, hierba buena, romero, azahar, manzanilla, canela, así hasta 15 hierbas aromáticas son maceradas en el aguardiente para darle ese aroma y  color. 
Este es uno de los muchos rituales en donde el fuego tiene un papel importante. Una tradición que se debate entre lo pagano y lo misterioso, una pócima mágica cuyo origen se pierde entre las sombras de noches ancestrales plagadas de meigallos y hechizos, de almas en pena y de cuerpos arrebatados por rituales de  meigas que sentados en la oscuridad y formando un circulo alrededor de la tartera de barro, buscan la purificación del cuerpo y la salvación del alma, mientras revuelven el brebaje que espantará los malos espíritus y atraerá los buenos.
 Antigua receta transmitida durante generaciones para elaborar el aguardiente de hierbas, ingrediente esencial para hacer una queimada

Este ritual lleva también, de forma intrínseca la fusión de los tres elementos fundamentales en la vida del hombre: tierra, agua y fuego. Tierra simbolizada por la tartera de barro, agua representada por el aguardiente que se agita y se mueve mientras el fuego danza libremente entre los elementos que conforman esta pócima mágica dándonos calor y purificando las almas.







Relacionar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...